Las inteligencias artificiales cada vez están teniendo más importancia en nuestros dispositivos. Nuestra forma de interactuar con la tecnología está cambiando. Y es por esto que Burger King ha aprovechado esto para lanzar una original campaña que utiliza el asistente de nuestro Smartphone para promocionar sus hamburguesas.

La campaña de Burger King utiliza la tecnología a su favor

Como decimos, los asistentes personales cada vez tienen mayor importancia en nuestros teléfonos. Todas las compañías buscan ofrecer la mejor experiencia con sus dispositivos. Y esto para por crear una inteligencia artificial que entienda qué es lo que queremos en cada momento. De esta manera, solamente con decir “Oye Siri” o, en el caso de Google Assistant, “OK Google”, el asistente oye y busca lo que le digamos.

Nuestra forma de utilizar la tecnología está cambiando. La llamada “Generación Z” no solo vive conectada a Internet. Sino que interactúa con ella mediante varias pantallas al mismo tiempo. Es por eso que la campaña de Burger King es muy interesante para este sector de personas.

El comercial de Burger King da por hecho que, además de estar viendo su spot, tenemos el móvil en la mano. De esta forma, el actor que aparece en pantalla utiliza el funcionamiento de los asistentes personales a su favor. Con la expresión “OK Google”, activa nuestro teléfono y le pide que busque qué es una hamburguesa Whopper. Por supuesto, el Google Assistant reacciona y rápidamente nos da la definición que previamente Burger King ha editado en Wikipedia. Una jugada maestra.

¿Una genialidad o un error?

Por supuesto, las reacciones no se han hecho esperar. Muchos tildan esta campaña de intrusiva, ya que utiliza herramientas de nuestro Smartphone sin nuestro permiso.

Algo parecido ocurrió con un comercial de Xbox, en el que el actor Aaron Paul (Breaking Bad) le mandaba órdenes a su consola. El único problema es que si teníamos el audio lo suficientemente alto, nuestra propia Xbox One también reaccionaba y realizaba estas accione.

Por otra parte, a Google no le ha sentado demasiado bien que utilicen su asistente personal para una acción comercial de este tipo. La empresa ha aclarado que no han tenido nada que ver y han tomado medidas. De esta manera, la inteligencia artificial de Google ha dejado de reaccionar a este comando de voz.

A vosotros, ¿qué os ha parecido? ¿Creéis que es una campaña original? ¿O pensáis que Burger King se ha excedido con este spot?