Instagram lleva unos meses en plena transformación. Llevamos ya un tiempo hablando de nuevas funcionalidades, no solo en esta red social, sino también en sus hermanas como puede ser WhatsApp. Ahora, Instagram vuelve a sorprender a los usuarios añadiendo funciones como los directos o los mensajes que se destruyen.

Después de la compra fallida de Snapchat por parte de Facebook, las actualizaciones de sus otras redes sociales y servicios de mensajería instantánea han sido constantes. El plan de la empresa es claro, ya que no han podido tener una red social que ofrezca contenido volátil como lo hace Snapchat, han decidido incorporar estas funcionalidades en las que ya se encuentran en su cartera. Ya lo hemos visto con Instagram Stories y WhatsApp Status, ahora han dado un paso más.

Los directos en Instagram

Instagram live

En los últimos años, no solo Snapchat ha innovado en el terreno del contenido. Twitter también se atrevió a lanzar Periscope, un servicio que apostaba por los vídeos en directo. Este tipo de contenido que no perdura es el que, curiosamente, más atrae a los usuarios jóvenes. Es por esto que a Facebook le interesa incluir este tipo de funcionalidades.

Por eso, esta semana nos hemos encontrado sin esperarlo con una nueva función en Instagram: los directos. Pero, ¿cómo se ha incorporado esta nueva mecánica a la red social?

Cuando entramos en la aplicación, podemos pulsar el icono de la cámara o deslizar el dedo hacia la derecha. De esta forma pasamos a la interfaz que nos permite crear imágenes, vídeos boomerang y, a partir de ahora, directos. Como veis, una herramienta bien sencilla.

Es curioso que, al ser una funcionalidad nueva, la app nos avisará con una notificación de cada nuevo directo que empiecen nuestros amigos.

¿Cómo funcionan los mensajes que se destruyen?

instagram-live

De la misma forma que Instagram ha fagocitado la principal característica de Periscope, también ha querido incorporar otra de las herramientas más importantes de Snapchat: los mensajes que desaparecen.

Su mecánica es bien sencilla y funciona de forma muy similar a la red social del fantasma. Cuando vamos a escribir un mensaje privado a un amigo, ahora podremos especificar que dicho mensaje desaparezca pasado un tiempo.

Como decimos, este movimiento sigue la tendencia de Instagram de hacer su contenido cada vez más volátil para atraer al público joven que se estaba pasando a nuevas promesas como Snapchat. Tendremos que esperar para ver si Instagram consigue mantener una identidad clara después de incorporar tantas nuevas funciones.