Esta semana, LG nos ha presentado su nueva apuesta con la que pretenden volver a la posición que ostentaban años atrás en el terreno de los Smartphones. El LG G5 fue un experimento con el que no consiguieron los resultados que esperaban. Ahora el LG G6 viene a reconducir el camino de la marca, apostando fuerte para remontar en ventas.

El LG G6 apuesta por un diseño más tradicional

Como todos sabréis, la marca quiso innovar en la anterior generación de smartphones por un terminal modular. Sin embargo, el movimiento, pese a que nos gustó por lo diferente, no terminó de cuajar entre el público. Es por esto que con este nuevo teléfono la compañía vuelve a sus raíces, trayendo lo que gustaba del G3 y G4, su pantalla.

Ya vimos cómo Xiaomi se lanzaba a la piscina con su Xiaomi Mi Mix, que apostó por eliminar los marcos y dar más valor a la pantalla. En el caso del LG G6, vemos esa tendencia, aunque no de forma tan arriesgada. El resultado es muy bueno. Tenemos una pantalla de 5,7 pulgadas, sin embargo consigue que el teléfono no se sienta grande al cogerlo. Interesante mencionar que cambia la relación a 18:9, en vez de 16:9. Veremos cómo se implementa esto en las diferentes aplicaciones y funcionalidades.

El teléfono cuenta con un cuerpo de cristal (con efecto metálico), en el que encontramos el lector de huellas en la parte trasera. Esto, unido a que las esquinas de la pantalla son curvas, lo hacen un terminal muy bonito y elegante.

LG G6

El interior del LG G6

Nos encontramos con un procesados Snapdragon 821 de 4 GB de RAM. No es el más puntero del mercado. Serán pocas las situaciones en las que se note, pero hay que remarcar que nos ofrecerá carga rápida 3.0, mientras que las opciones superiores llegan hasta 4.0. En cualquier caso, a la hora de usarlo, la experiencia es realmente fluido.

En cuanto a su cámara, nos encontramos dos principales de 13 megapíxeles, que combinan diferentes angulares y una frontal de 5. El resultado de las imágenes que hemos visto son muy profesionales. Además, los modos que hemos probado son muy completos y prometen ayudarnos a sacar todo el partido a cámara doble.

Por último, vamos a hablar de la batería. Su rendimiento es bueno, aunque estamos hablando un terminal que exige mucho. Estamos hablando de tiempos buenos, aunque no muy superiores a la media.

En resumen, LG reacciona y vuelve un diseño más tradicional con el LG G6, pero intenta innovar en otros aspectos, como la relación de la pantalla con el tamaño del teléfono las mejoras en su cámara, que ya era muy buena. Veremos sobre todo qué tal se implementan estos 18:9 en el día a día del teléfono.