Llevar Internet de calidad a cada rincón del planeta es uno de los grandes retos de la actualidad. Google ya hizo su aportación con el proyecto Loon y con Google Station. Sin embargo, hoy hablamos de otro de los agentes que promete dar mucho que hablar en los próximos meses. SpaceX buscará crear el Internet del futuro por medio de satélites.

La latencia, el principal problema del Internet por satélite

La tecnología de Internet por satélite no siempre ha sido interesante para las empresas. Esto es debido a que la calidad de conexión no era buena si lo comparamos con el servicio por cable.

Esto se debe a que siempre valoramos la calidad de este tipo de conexiones con la velocidad. De ahí que siempre se nos ofrezcan 20, 50, 100 megas, ocupando gran parte de los anuncios de las compañías. Sin embargo, tanto o más importante que la velocidad es la latencia. Este parámetro nos dice el tiempo que tardan los paquetes IP en llegar desde el servidor hasta nuestro ordenador u otro dispositivo.

¿Qué ocurría con el Internet por satélite? Que la latencia era algo insalvable hasta hace muy poco. Para que os hagáis una idea, la media de los ADSL es de 36 milisegundos, 19 si hablamos de fibra óptica. Pues bien, SpaceX ha conseguido que la latencia de su tecnología llegue hasta los 25 ms de latencia. Un hallazgo que hace posible y muy interesante el Internet por satélite hoy en día.

El Internet de SpaceX llegaría en 2019

Esta nueva tecnología empezaría a operar dentro de dos años. Los planes de SpaceX pasan por lanzar un cohete al espacio llamado Falcon 9. Este sería el encargado de poner en órbita el escuadrón de 4425 satélites de la compañía.

Estos formarían una constelación alrededor del planeta para ofrecer una banda ancha nunca antes vista, llegando a velocidades de gigabit.

Este mismo año, está planeado que comiencen las pruebas con un prototipo de satélite que será lanzado a finales de 2017. Otro paso necesario para la construcción de esta infraestructura serían las estaciones en tierra. Estas también comenzarían a aparecer en los próximos meses.

Según la información que ha aportado SpaceX, además de esos 4425 satélites, lanzaría 7500 más. Estos orbitarían mucho más cerca de la Tierra, con el fin de minimizar al máximo la latencia.

El Internet por satélite podría ser la revolución que llevaría la conexión de calidad a todo el mundo. Sin embargo, es pronto para hacernos una idea de lo que supondrá en el futuro. Seguiremos de cerca los movimientos de SpaceX y se van cumpliendo los planes anunciados por la compañía.